Chiloé: Geografía y Clima

chiloe-geo

 

Geomorfológicamente, cuentan los científicos, el archipiélago corresponde a las estribaciones de la cordillera de la Costa chilena, de la cual sólo las cimas emergen del océano Pacífico tras el hundimiento del valle central. Para los pueblos originarios de esta tierra-mar, Chiloé corresponde a la creación de 2 cordilleras ancestrales y sagradas, Piuchen y Pirulil, de más de 300 millones de años de existencia.
La isla Grande de Chiloé tiene forma rectangular, con prolongaciones en la península de Lacuy, la península de Rilán y con entradas en la bahía de Cucao y el canal Dalcahue. La costa occidental es escarpada y sin puertos naturales. La cordillera de la Costa recibe los nombres de cordillera del Piuchén o de San Pedro, en el sector norte, y de Pirulil, en el sector sur. Se presenta como una sucesión de colinas altas y cubiertas de vegetación que en su parte norte bordean los 800 m de altura y que no alcanzan más de 500 m al sur del lago Cucao. Entre estas colinas altas y el mar interior hay planicies y colinas más bajas, dedicadas a la agricultura y la explotación forestal. A causa de la erosión de los glaciares, la costa oriental de la isla Grande es muy sinuosa, llena de ensenadas y promontorios, al igual que la costa de las islas menores.
Las islas menores son de relieve ondulado y en su mayor parte están distribuidas en grupos de tres o cuatro, pero algunas están tan próximas que quedan unidas al bajar la marea. Las islas de mayor superficie, después de la isla Grande, son Quinchao, Lemuy, Butachauques y Tranqui. Los grupos más importantes son las islas Chauques, el grupo Chaulinec, el grupo Cahuach, el grupo Cailín y las islas Desertores.
El clima del archipiélago es templado marítimo lluvioso, con temperaturas medias de unos 11 °C y precipitaciones inferiores a 2000 mm anuales en su parte oriental y unos 3000 mm en la costa occidental de la isla Grande y más de 4000 mm en sectores altos de la cordillera del Piuchén. Las nevadas son poco frecuentes, pero llueve durante todo el año.

 

Los veranos suelen tener las 4 estaciones en un solo día, pero últimamente, se han presentado primaveras suaves, veranos cálidos y otoños que lentamente ingresan y transforman la belleza natural de Chiloé y nuestros habitantes. Las temperaturas máximas entre septiembre y diciembre ya bordean los 20 grados. En enero y febrero pueden alcanzar los 28 grados y desde marzo a mayo los 18.

 

Para nosotros, la mejor fecha para visitar el Chiloé mágico y profundo es primavera y otoño, alejados de las grandes cantidades de visitantes y con cientos de kilometros de costas y bosques, más de 200 ríos, lagos y lagunas, solo para ustedes!!!!