Chiloé: Turismo de lluvia !

turismo-de-lluvia

 

El agua de Chiloé, que fluye desde las cordilleras de Piuchen y Pirulil hasta más de 200 ríos, lagos y lagunas, proviene directamente de las lluvias.

 
Para la cultura milenaria chilota, la estación de lluvias, llamada “Pukem”, ocurre entre los meses de mayo a agosto, tiempo en que la naturaleza lava, limpia y purifica las tierras, preparándolas para una nueva temporada productiva.
Hacer turismo en este tiempo mágico, tiene particulares características, como por ejemplo lo caudaloso de los ríos, los aromas de bosques y la abundancia de vertientes, manantiales y esteros, fuente de salud y vida para todo el ecosistema chilote.

 
Quienes aman la naturaleza pueden aprovechar esta época para actividades como hiking o senderismo, que tiene una mayor dificultad que en otras épocas del ciclo anual, pero son altamente satisfactorias y saludables para el sistema inmuno-defensivo.

 
Sobre gustos no hay nada escrito, por esto, de mayo a agosto, es un momento muy especial para quienes disfrutan del romanticismo en cómodas habitaciones al calor del fuego, en medio de desatadas emociones que emergen entre ráfagas de viento huracanado.

 
En Chiloé, mostramos el fluir del agua como parte del ciclo de la vida, de nuestra cultura e identidad y la responsabilizamos de toda la abundancia, colores, aromas, de una biodiversidad única para la supervivencia del planeta.

Bienvenidos y bienvenidas a fluir por las aguas de la vida, cual río de Chiloé!!!